Colchones viscoelástica, canapés, muebles de salón y descanso.

¿Dormir poco engorda? Esto es lo que dice la ciencia

La conexión entre la calidad del sueño y la salud ha sido objeto de investigación durante décadas, y cada vez más estudios sugieren que la falta de sueño podría estar vinculada a diversos problemas de salud, incluido el aumento de peso. ¿Dormir poco engorda?

En este artículo, exploraremos a fondo la intrigante premisa de que dormir poco podría tener un impacto significativo en la ganancia de peso. ¿Existe una relación directa entre la falta de horas de sueño y el aumento de la masa corporal? Acompáñanos en este viaje para comprender mejor cómo nuestros hábitos de sueño pueden influir en nuestra composición corporal y bienestar general.

Dormir es importante para mantener la forma

Dormir poco engorda.

El físico es, sin duda, la carta de presentación que tenemos como personas. Y es que tener una buena imagen suele dar una primera impresión bastante grata de nosotros. No obstante, un buen cuerpo no solo es necesario por la apariencia que podamos generar a las demás personas, también es importante para gozar de buena salud, algo fundamental para todos nosotros.

Hay que recordar, que el hecho de estar subidos de peso (por encima de lo recomendado), puede atentar seriamente contra nuestra salud. Existen muchas causas por las cuales aumentamos de peso y, dentro de ellas, está una mala alimentación, el consumo de bebidas alcohólicas y la retención de líquidos, entre otras.

Una causa que puede parecer muy sorprendente, pero está comprobada científicamente que sí aumenta de peso, es el dormir poco. Por ello, es muy importante (entre otros aspectos) contar con un buen colchón viscoelástica, para que puedas dormir mucho mejor y ganar en salud.

¿Dormir bien puede influir en nuestro peso?

Se ha documentado que los patrones de sueño alterados, tanto en términos de cantidad como de calidad, conducen a un aumento de la ingesta de energía, principalmente a través del picoteo, sobre todo de alimentos ricos en grasas e hidratos de carbono.

Puede parecer increíble, pero los estudios demuestran que las horas de sueño pueden influir en el peso de las personas. Tanto los adultos como los niños que pasan poco tiempo en la cama pueden tener un alto riesgo de sufrir obesidad.

Otro factor importante puede ser la hora de ir a la cama. Así lo han determinado unos investigadores del Laboratorio del Sueño y Cronobiología del Hospital Universitario de Pennsylvania (EE.UU), puesto que cuanto más tarde nos acostemos, más aumenta el apetito por alimentos calóricos y carbohidratos.

También se sabe que el sobrepeso y la obesidad incrementan el insomnio. Además, provoca ansiedad y estrés, que también influyen para ganar unos kilos de más, lo que, sin duda, hace que los problemas de sueño sean una ruleta que puede llevarnos a engordar.

¿Qué factores influyen en la pérdida de sueño?

¿Los niños que duermen poco pueden padecer obesidad?

Por lo general, la pérdida de sueño se ve influenciada por ciertos factores que perturban nuestra paz a la hora de ir a la cama y, por ende, pueden influir en aumentar las posibilidades de subir de peso.

Algunos de estos factores suelen ser:

  • Las personas que duermen poco suelen estar cansadas y con poca energía para hacer ejercicios durante el transcurso del día.
  • La falta de sueño aumenta la necesidad de consumir más calorías, al igual que estar despiertos por más horas nos da más oportunidades para caer en la tentación de ingerir más alimentos.
  • Dormir poco altera el equilibrio de las hormonas que controlan el apetito. Está comprobado que dormir menos reduce la secreción de Leptina y aumenta los niveles de Grelina, hormonas que suprimen y aumentan el apetito respectivamente.
  • El estrés también nos afecta a la hora de dormir. Las preocupaciones de la cotidianidad, problemas en el trabajo u otros inconvenientes, pueden dificultar el poder conciliar el sueño adecuadamente.
  • La comodidad a la hora de dormir también es clave. Por ello, debemos hacerlo en un lugar muy cómodo y donde podamos sentir el confort que nos merecemos. Es evidente que contar con un buen colchón y que sea de la mejor calidad, nos brindará el confort que necesitamos.

Consejos prácticos para mejorar la higiene del sueño

Según los estudios, queda claro que dormir poco engorda. Por eso, te presentamos una serie de consejos prácticos que pueden ayudarte a mejorar la calidad de tu sueño y contribuir a mantener un peso saludable. Adoptar estos hábitos puede no solo favorecer un descanso reparador sino también influir positivamente en tu bienestar general.

  • Establece una rutina de sueño consistente. Intenta acostarte y despertarte a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Esta regularidad ayuda a sincronizar tu reloj biológico y contribuye a conciliar un sueño más profundo.
  • Cuida tu dieta nocturna. Evita comidas pesadas justo antes de acostarte. Opta por alimentos ligeros y fáciles de digerir. Además, trata de cenar al menos dos horas antes de dormir para permitir una adecuada digestión.
  • Limita el consumo de cafeína y alcohol. Reduce la ingesta de cafeína durante la tarde y noche, ya que puede interferir con el sueño. Asimismo, limita el consumo de alcohol, ya que, aunque inicialmente puede inducir el sueño, puede interrumpirlo más tarde.
  • Crea un ambiente propicio para el sueño. Tu habitación tiene que estar oscura, tranquila y a una temperatura confortable. Usa cortinas opacas, tapones para los oídos o máquinas de ruido blanco para minimizar distracciones externas.
  • Limita el tiempo frente a pantallas electrónicas. Disminuye el uso de dispositivos electrónicos al menos una hora antes de acostarte. La luz azul que emiten puede interferir con la producción de melatonina, la hormona del sueño.
  • Realiza actividades relajantes antes de dormir. Establece una rutina relajante antes de acostarte, como leer un libro, tomar un baño caliente o practicar técnicas de respiración. Estas actividades ayudan a reducir el estrés y preparan tu mente y cuerpo para el descanso.

Dormir poco engorda. ¡Ponle solución!

Al adoptar estos consejos, podrás crear una rutina de sueño más saludable, lo que no solo podría mejorar tu descanso, sino también influir positivamente en tu bienestar físico y mental a largo plazo.

 

  • Papatriantafyllou E, Efthymiou D, Zoumbaneas E, Popescu CA, Vassilopoulou E. Sleep Deprivation: Effects on Weight Loss and Weight Loss Maintenance. Nutrients. 2022 Apr 8;14(8):1549. doi: 10.3390/nu14081549. PMID: 35458110; PMCID: PMC9031614.
  • Duraccio KM, Krietsch KN, Chardon ML, Van Dyk TR, Beebe DW. Poor sleep and adolescent obesity risk: a narrative review of potential mechanisms. Adolesc Health Med Ther. 2019 Sep 9;10:117-130. doi: 10.2147/AHMT.S219594. PMID: 31572040; PMCID: PMC6749827.
  • Effects of experimental sleep restriction on weight gain, … Available at: https://www.med.upenn.edu/uep/assets/user-content/documents/SLEEP369819902013..pdf (Accessed: 22 February 2024).
  • Liu S, Wang X, Zheng Q, Gao L, Sun Q. Sleep Deprivation and Central Appetite Regulation. Nutrients. 2022 Dec 7;14(24):5196. doi: 10.3390/nu14245196. PMID: 36558355; PMCID: PMC9783730.

No vas a dejar tu carrito así ¿verdad?

Escribe tu NÚMERO DE TELÉFONO para guardar tu carrito para más tarde 😉

Oferta canapé y colchón Bora Bora 30

Envío con subida a domicilio gratuito

en todos los productos*

* Solo válido para península